Mas alla de la imagen!...

martes, 11 de septiembre de 2012.

Hace poco una amiga mía se dio cuenta que sólo es capaz de verse a sí misma a través de los ojos de otras personas. Un asesor le preguntó cómo se veía, y ella contestó que la gente decía que ella era atractiva, inteligente y que se divertía estando con ella. Al ser animada a ir más allá en lo que veía, se dio cuenta con horror que no veía nada, sólo un reflejo de sí misma en los ojos de otras personas, y que estaba experimentando un profundo sentimiento de estar desconectada de sí misma.

Es un sentimiento aterrador cuando no sabemos quiénes somos. Muchos de nosotros no lo sabemos, o bien hemos llegado a un punto en nuestra vida donde estamos seriamente buscando algo de luz y claridad. Nunca antes estuvimos tan necesitados de un poco de antigua sabiduría espiritual en lugar de una explicación material, de lo que somos. Durante mucho tiempo hemos estado atrapados en una identidad basada en factores externos, como nuestro trabajo, el aspecto, talentos y relaciones. Hemos buscado en otras personas, situaciones y circunstancias que nos definan, para reafirmarnos y para que sean la fuente de nuestra alegría. Nos hemos perdido en compararnos con los demás o midiéndonos a través de estándares o normas materiales de éxito y logros.

Para librarnos de esta confusión, tenemos que cambiar nuestra percepción del ser, de una conciencia del cuerpo a una conciencia del ser espiritual, más allá de de la forma. El estado natural del alma es la fuerza interna y la más alta expresión del alma es la de expresar esta fuerza en la forma de amor, confianza, valía, y muchas otras cualidades positivas. Cuando fijamos firmemente el centro de gravedad de nuestro ser en esta fuerza, nos experimentamos por encima de cualquier circunstancia por la que tengamos que pasar en la vida cotidiana, de modo que ante los retos que nos presenta la vida podemos mantenernos firmes y sólidos.
 
Soledad © Copyright 2010 | Design By Gothic Darkness |